X
Entrada
X
Salida
X
Aceptar

¿Por qué te divertirás en tu visita familiar al Museo de Menorca?

Es un edificio cargado de historia por dentro y por fuera. Impresionante su claustro entre arcos, interesante su contenido y cómo te cuenta el devenir de la isla y entretenida la sala para los niños con juegos y adivinanzas. Es el Museo de Menorca, un espacio para aprender y divertirte. Una visita que creará buenos recuerdos para compartir en familia.

El Museo de Menorca les encantará a tus hijos. Solo hay que seguir el itinerario marcado y pasear desde la antigüedad de la isla hasta lo más actual ayudado por elementos interactivos y propuestas de curiosas actividades.

null

¿Cómo se vivía en Menorca hace 4000 años?

Ya sabes que las taulas son monumentos prehistóricos únicos en la isla. Pero, ¿sabes qué rituales se celebraban a su alrededor? En el museo verás vasos de cerámica y restos de ánforas encontrados en los recintos de taula y que se supone que son ofrendas que los antiguos pobladores de Menorca ofrecían a sus dioses.

En los grandes poblados se construían casas alrededor de patios. Cocina, almacén, despensa, un taller para trabajar el barro con el que elaboraban sus utensilios,... Cómo se cuidaban el pelo, los adornos que se ponían, qué comían, … Todo lo que los arquéologos han encontrado en estos pueblos prehistóricos lo puedes ver en el museo con todas las explicaciones.

null

¿Los romanos ya hacían sobrasada en Menorca?

Fenicios, griegos y romanos llegaron a Menorca con sus barcos. Transportaban animales, alimentos, metales y otras mercancías que intercambiaban a lo largo del Mediterráneo. Los romanos llegaron a ocupar algunos poblados prehistóricos en su estancia en la isla. Ellos introdujeron algunas nuevas técnicas para conservar los alimentos, como los embutidos o los salazones. ¿Serían los que enseñaron a elaborar sobrasada a los menorquines?;)

Los ataques de los piratas turcos a Menorca, ¿ya has visitado el obelisco del Born en Ciutadella?, o, más reciente, en el siglo XIX, la elaboración de pequeños bolsos de plata, sobre todo en Mahón y Alayor, que se convirtieron en una joya para lucir en las grandes ocasiones, serán paradas obligatorias por su especial interés.

Seguro que a tu familia se le ocurren muchas preguntas y casi todas tendrán sus respuestas en los paneles explicativos del Museo de Menorca donde los más pequeños podrán hacer el puzzle de los grandes barcos veleros que llegaban desde Roma o descubrir cómo su lengua, el latín, se encuentra en las palabras que ellos usan habitualmente.

null

Jugando con la historia de Menorca

Después de haber visitado las diferentes salas de exposiciones del museo y entretenerse un buen rato con las mesas interactivas donde jugar a encontrar los rincones que ya conoces de Menorca, llega el momento más esperado de los niños.

Una sala preparada especialmente para ellos donde una joven arqueóloga les invita a participar en una aventura refugiándose en una cueva prehistórica o vistiéndose igual que los menorquines de la época histórica que más les apetezca.

null

Durante la dominación británica de Menorca, en el siglo XVIII, algunos menorquines eran corsarios. ¿Piratas?, no, ellos tenían permiso del rey Jorge III de Inglaterra para atacar y saquear los barcos enemigos que se encontraran en su travesías por el Mediterráneo. Se llamaba “tener patente de corso”. Con un juego de cartas tus hijos podrán capturar un barco cargado de lana que navega cerca del puerto de Mahón enfrentándose al viento y las olas. ¿Les ayudas en esta aventura?

Cómo preparar a tu familia para visitar el museo

En Mahón, con vistas al mar desde sus alrededores, el edificio del Museo de Menorca, del siglo XVII, fue primero convento y luego centro social y educativo. En su claustro se celebran conciertos y actos culturales. Un entorno inigualable.

null

Puedes solicitar una visita guiada en la web del museo o ir por tu cuenta con tu familia. Si haces esto último, y tienes hijos pequeños, es mejor que combines el recorrido por las salas de exposición con la visita al espacio dedicado a los niños. Recuerda que ellos no suelen aguantar más de una hora en la misma actividad.

Antes de entrar explícales las normas de conducta básicas: no gritar, no correr por los pasillos, … para que no molesten al resto de visitantes.

El Museo de Menorca organiza numerosos talleres y actividades, muchas de ellas destinadas al público infantil. Infórmate previamente y aprovecha para que se relacionen con otros niños y niñas. Vivirán una gran experiencia.

null

¿Sabes que para los más pequeños ir a un museo puede ser muy entretenido? Les ayuda a desarrollar sus capacidades de expresión y creatividad. Les encanta escuchar historias sobre lo que ven allí, pregúntales qué le interesa más y así compartiréis en familia los descubrimientos que ellos hagan. ¿Qué época de la historia de Menorca prefieren tus hijos? ¿Cuál te ha gustado más a ti?

Seguir leyendo

Más artículos sobre Menorca

7 rutas para vivir la experiencia de recorrer Menorca a caballo
Leer artículo
3 leyendas de Menorca que llevarán de excursión a tu familia
Leer artículo
5 ventajas de viajar a Menorca en otoño
Leer artículo