X
Entrada
X
Salida
X
Aceptar

Las taulas de Menorca son únicas en el mundo

Dicen que Menorca es un museo al aire libre por la cantidad de restos arqueológicos que atesora, ¡más de 1500 yacimientos prehistóricos en unos 700 km2! Si vienes a la isla, tienes que visitar alguno de ellos porque cuentan una historia de hace miles de años llena de misterios.

Desde Bini Hotels te recomendamos hacer una excursión familiar a Torre den Galmés, cerca de Son Bou. Un lugar que data de hace más de 3.600 años. Fue el poblado prehistórico más importante de las Islas Baleares y es uno de los mejor conservados. Se sitúa en una zona alta desde la que se divisa una buena parte de la costa sur de la isla.

null

Las piedras son las protagonistas, con las que se construyeron todas las edificaciones que vas a ver. La ruta dentro del poblado está bien señalizada y con carteles explicativos. Que señalan los talayots, el recinto de taula, las cuevas y las casas circulares.

Atalayas de piedra

En Torre den Galmés hay tres talayots. Estos monumentos dan nombre a una larga época entre el año 1050 antes de nuestra era y el 123 a.n.e en todas sus fases. Son una especie de atalayas que parecen naves colocadas al revés. Están situados en las zonas más altas del poblado y se supone que se utilizaban para vigilar los alrededores.

null

¿Taulas para los gigantes?

Las taulas tienen forma de T y constan de una gran piedra vertical con una piedra plana en su zona superior. Su nombre significa “mesa” en catalán y la leyenda cuenta que eran usadas por los gigantes que poblaron Menorca antes del Diluvio Universal.

En este poblado la piedra superior de la taula se cayó y solo queda el recinto en el que se encontró una pequeña figura de bronce que representa al dios egipcio Imhotep. Es un monumento único en el mundo. Solamente se encuentran en Menorca y se cree que alrededor de ella se celebraban ritos religiosos.

En Menorca vivían en círculos

Lo más curioso que encontrarás en Torre den Galmés son las casas de forma circular en las que vivían los habitantes del poblado y que, años más tarde, fueron también ocuparon los romanos que vinieron a Menorca.

Las casas estaban muy bien estructuradas, tenían cocina, habitaciones, taller donde tejían o cosían y una zona donde guardaban los animales domésticos.

Este tipo de edificaciones son exclusivas de Menorca y arqueólogos de algunas Universidades, como la de Boston, vienen a trabajar aquí en verano para seguir excavando y aprender más de la vida que hacían los antiguos pobladores.

null

¿Jugamos a ser arqueólogos?

A los más pequeños de la familia les encantarán las cuevas y podrán sentirse como grandes arqueólogos entre las piedras de las casas y los talayots. La visita al poblado te llevará un par de horas en las que conocerás la prehistoria de Menorca in situ.

Coge el camino hacia Son Bou y unos 2,5 Kms antes de llegar verás la indicación hacia la Torre den Galmés a la izquierda. Al inicio hay una pequeña caseta donde podrás ver algunas representaciones de piezas que se han encontrado en este poblado. La entrada es gratuita desde noviembre hasta Semana Santa. El resto del año cuesta 3 € y los lunes el acceso es gratuito. ¿Conoces ya los talayots y las taulas de Menorca?

Más artículos sobre Menorca

3 lugares de Menorca para disfrutar de un paseo en bici con tu pareja
Leer artículo
Te enamorarás de Menorca contemplando la puesta de sol en Son Bou
Leer artículo
¿Cómo planificar excursiones en el Camí de Cavalls de Menorca?
Leer artículo