X
Entrada
X
Salida
X
Aceptar

7 rutas para vivir la experiencia de recorrer Menorca a caballo

Subir a lomos de un caballo, caminar suave a través del bosque, rozando la orilla del mar, sintiendo el aire libre en la cara,... dicen que no hay mayor sensación de libertad. Pasear por Menorca a caballo es divertido, una emocionante aventura. ¿Te apuntas?

El caballo es el animal de la isla. Protagonista de sus fiestas populares y con una raza propia, la menorquina, de animales esbeltos y nobles de color oscuro. Y que forman parte de muchas de las excursiones que se programan durante todo el año porque Menorca tiene senderos apropiados para trotar y cabalgar, según sea tu experiencia en la hípica.

null

Hay varias empresas, con competentes monitores, que te ofrecen caminatas a caballo por diferentes rutas, todas ellas con el encanto de estar en un entorno natural, interior o costa. Desde Bini Hotels te recomendamos algunas:

1.- Pasear por Sa Roca, en Es Mercadal, disfrutando del bosque mediterráneo, de su quietud, sus olores, su color. Tu decides la marcha.

2.- Por el Camí de Cavalls hasta Cala Mitjana. Senderos arbolados, maravillosas vistas y el mar. De noviembre a mayo te puedes acercar con el caballo y cabalgar por la orilla. Incluso puedes entrar en las increíbles aguas turquesa a lomos del animal y tocarlas con las manos.

null

3.- Desde Binimel·là hasta Cala Pregonda. Un camino llano de tierra rojiza y la vista de las puntiagudas rocas blancas que sobresalen del mar creando figuras imaginarias. Parar en Cala Pregondó para descansar y retomar el camino hacia rriba desde donde verás a lo lejos el Cabo de Cavalleria y su faro.

4.- En Es Migjorn Gran hay un bonito sendero que te lleva desde Binigaus, en la falda del barranco, hasta las calas virgenes de Cala Fustam y Cala Escorxada. Con los altos acantilados a un lado y el mar transparente al otro, un paseo por caminos muy poco transitados donde sentirás la naturaleza tan cerca que te parecerá otro mundo.

null

5.- Y trotar despacito por el Prat de Son Bou, bajo el barranco de Son Boter, hacia la playa de Santo Tomàs. Si es primavera todo el campo estará lleno de unas flores amarillas, "vinagrellas", que se abren al calor del sol inundando el paisaje de colores.

6.- Desde Algaiarens hasta Els Alocs, entre las paredes secas de piedras que limitan los terrenos de la isla. Sentarse a descansar en el pinar cercano a Cala Pilar o ver el Macar de Alfurinet, una playa sin arena, con suaves cantos rodados que parecen modelados por las sabias manos de los artesanos alfareros de Menorca.

null

7.- Desde el Parque Natural de la Albufera de Es Grau hasta Sa Torreta, con la bahía de Es Grau y la isla den Colom a la vista. Un paisaje de pequeños arbustos, olor a mar y en el que, si tienes suerte, verás las águilas volando silenciosamente, las tortugas mediterráneas que en ocasiones se cruzan en el camino y hermosas orquídeas salvajes.

Desconecta y déjate llevar con tu pareja por las buenas sensaciones de un relajante paseo a caballo que te hará sentirte en libertad, entre la naturaleza, con caballos fuertes y dóciles que te llevaran a tu ritmo por hermosos paisajes. Una experiencia que merece la pena vivir y que no olvidarás.

 

Seguir leyendo

Más artículos sobre Menorca

¿Por qué te divertirás en tu visita familiar al Museo de Menorca?
Leer artículo
3 leyendas de Menorca que llevarán de excursión a tu familia
Leer artículo
5 ventajas de viajar a Menorca en otoño
Leer artículo