X
Entrada
X
Salida
X
Aceptar

3 herencias británicas que Menorca custodia

Durante el siglo XVIII Menorca perteneció 71 años a la corona británica. Costumbres palabras, arquitectura y obras, sobre todo de interés militar, se enraizaron a la cultura menorquina. Y aún perduran: castillos, torres de defensa, caminos, gastronomía y una bebida peculiar, el gin, forman parte de la isla desde entonces.

Desde Bini Hotels te recomendamos 3 cosas de esta herencia británica que tienes que conocer cuando visites la isla en tus vacaciones:

1.- Un gin con limonada bien fresquito mientras disfrutas del atardecer de Menorca

Marineros y soldados británicos se aficionaron a esta bebida alcohólica. Cuentan que fue idea de un médico holandés que, en el siglo XIV, decidió añadir bayas de enebro al aguardiente para curar enfermedades del estómago e, incluso, como remedio contra la peste.

Los británicos que vivían en Menorca echaban en falta este licor en las tabernas de la isla por lo que artesanos de Mahón decidieron elaborar el gin. Actualmente solo hay una fábrica en la isla, Xoriguer, y se pueden visitar sus instalaciones en el puerto de Mahón.

null

Actualmente es muy popular mezclarla con limonada, una combinación que llamamos “pomada” o, simplemente, “gin con limonada”. En las fiestas de los pueblos de Menorca es la bebida habitual y tomarla bien fresca en una playa, mirando el mar cuando llega el atardecer es un placer. Si estás hospedado en nuestro Hotel S'Estil·let, te la preparemos en la terraza para que la disfrutes con tu pareja.

2.- Desayunar un pudin con sabor británico

Aunque han pasado 200 años la gastronomía de Menorca conserva la influencia inglesa en algunos platos y formas de cocinar. El conocido pudin inglés, que aquí se llama “greixera dolça” es un claro ejemplo. Elaborado con ensaimada, pan, requesón, calabaza o boniato, es delicioso como postre o para acompañar el café de la mañana. Pídelo en nuestro restaurante S'Engolidor.

null

Cuando hacemos un asado de carne llamamos “grevi” a la salsa que lo acompaña. Esa mezcla de los jugos de la carne mezclados con las verduras que se han hecho poco a poco en el horno, es el “gravy” inglés.

Y la influencia británica también se percibe en el uso, sobre todo en las recetas más antiguas, de la manteca para cocinar en lugar del aceite.

3.- Curiosos y tradicionales miradores que dejaron huella

Es arquitectura del pasado pero aún se conservan en muchas casas las ventanas que sobresalen de la fachada como miradores. Las llamamos “boinders” del inglés “bow windows”. Herencia de los británicos como las ventanas de guillotina y el color verde de las contraventanas. Las verás cuando pasees por Mahón y Ciutadella.

null

Si aún no has visitado nunca Menorca seguro que habrás visto fotografías de sus casas encaladas de blanco que brillan bajo el sol. Pues también las hay del color ocre rojo utilizado por los británicos.

Cuentan que quisieron destacar las casas de los altos cargos del ejército británico pintándolas de este color rojo para diferenciarlas de las humildes casas blancas de los menorquines.

La herencia que los británicos dejaron en Menorca es, en ocasiones, protagonista de ferias y mercados. Una parte importante de la historia que siempre está presente en la vida menorquina. ¿Cuál es el legado británico que prefieres de los que custodia la isla?

Más artículos sobre Menorca

3 lugares de Menorca para disfrutar de un paseo en bici con tu pareja
Leer artículo
Te enamorarás de Menorca contemplando la puesta de sol en Son Bou
Leer artículo
¿Cómo planificar excursiones en el Camí de Cavalls de Menorca?
Leer artículo